¿Recuerdas ese día en el que decidisteis ir todos juntos y en familia a la playa? Creías que iban a ser tus vacaciones de relax. Tu momento para tumbarte en la arena, beber mojitos y disfrutar del mar. Pero, ¡qué iluso eras! Ahora que ya tienes más experiencia sobre el terreno de batalla, sabes que a los niños hay que tenerlos entretenidos para evitar esa frase que puede convertirse en toda una pesadilla: Me abuuuuuurro.

Siempre hay que tener un plan, porque cuando se aburren, las vacaciones de ensueño pueden convertirse en un infierno. Y bien que lo sabes tú, que también fuiste niño y escuchabas a tu madre decir eso de “al año que viene ni vacaciones ni vacacionos”.

Como en AWA pensamos en vuestro bienestar, y de playas y diversión sabemos mucho, hoy te presentamos estos 5 juegos para que tus hijos estén entretenidos y para que tú también juegues con ellos, porque lo cierto es que te encanta sacar al niño que llevas dentro. Ya sabes, en la arena o en el agua, pero siempre con tus AWA.

El juego de la toalla, al ritmo de la música

La mecánica es sencilla, pero no por ello es menos divertido. El juego de la silla renovado; en esta ocasión las toallas son las protagonistas. Pon esos altavoces a tope, una toalla menos que el número de personas que juegue y para la música de sopetón. Cuando la música se detenga, todos tendrán que tenderse en una toalla. Y si se quedan sin ella, ¡al agua! Además, así hacéis ejercicio, que se os está poniendo una barriguilla de tanto ir a venir al chiringuito…

Al tres en raya con conchas

Fácil, barato y entretenido. ¿Qué más se puede pedir? Dibuja en la arena 9 cuadrículas y comienza la partida. Elige para las fichas conchas de dos colores diferentes (este también puede ser un buen entretenimiento mientras las buscáis por la playa). El primero que consiga hacer tres en raya, gana.

Hacer castillos de arena

Si eres un fan de Juego de Tronos seguramente acabarás destrozándolo, pero, ¿qué me dices del encanto de lo efímero? Eso sí, si lo hacen tus hijos, ni se te ocurra ponerle un pie encima o tienes berrinche para rato. Y con razón.

Una tumba de arena

Si eres más de momias que de dragones, este juego te encantará. Además, lograrás que los niños estén entretenidos durante un buen rato (y relativamente quietos, mientras intentan desenterrarse). Cavad un hoyo, lo más profundo que podáis, ayudándoos de todo lo que tengáis a mano, o sea, un rastrillo de plástico o esas paletas que compraste para jugar al tenis y que nunca usaste.

A la búsqueda del tesoro

Vale, aquí vas a tener que currártelo un poquito más. Mientras tus hijos andan despistados por ahí, molestando a los otros turistas, elabora un mapa. Busca algo que pueda servirles como punto para orientarse, por ejemplo, un chiringuito, una duna, una sombrilla particularmente llamativa… y dibújalo en un papel. Luego, entierra diferentes objetos en la arena y marca con una X en el mapa el sitio en el que los has escondido (déjales algunas pistas como los pasos que hay de un punto a otro). Puedes enterrar tus AWA porque no se arañan, pero no te recomendamos hacerlo, porque ¿qué vas a hacer mientras? ¿Dejar que los filtros UV te dañen los ojos? Pierde una chancla mejor.

Y sí, siempre puedes tirar de los juegos de siempre y jugar con las raquetas de tenis, o a saltar las olas, porque como en la música, los grandes clásicos siempre enamoran.

¿Ya estás preparado para el verano de vuestras vidas? Pues no te olvides de coger tus AWA y por supuesto, a tus hijos, que no queremos otra secuela de Solo en casa, ni podríamos soportar a otro Kevin McCallister.

Entradas recientes
0

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar